Menos desechos

  • Cambiar nuestras bombillas de luz convencionales por las bombillas de Bajo consumo. No solo produciremos menos desechos sino que ahorraremos bastante en la factura de la Luz.
  • Cambiar las Facturas convencionales en papel por la factura electronica. Si bien guardamos las facturas de papel, tenemos que desechar el sobre y toda esa publicidad que en la mayoria de los casos no nos interesa.
  • En las oficinas usar menos el FAX y mas el E-mail. Ahorraremos energia e insumos (papel, tonner, electricidad).
  • Llevar siempre nuestra propia bolsa de la compra, así usaremos menos bolsas de plástico.
  • Rechazar los productos con exceso de envases y embalajes.
  • Evitar los productos de usar y tirar.
  • Comprar preferiblemente productos envasados en vidrio, antes que en metal o plástico.

Reciclado de desechos orgánicos

La elaboración de compost es un ejemplo de cómo podemos reutilizar los residuos orgánicos.

¿Qué es el compost?

El compost es un tipo de abono orgánico que se prepara con diferentes materiales orgánicos, los cuales los podemos encontrar en nuestra misma parcela o comunidad, aportando nutrientes y mejorando la estructura del suelo. La compost convierte los desperdicios del hogar en fertilizante y materia orgánica valiosa para los suelos.

Elaboración del Compost

Necesitamos los siguientes materiales:

  • Residuos orgánicos
  • Tierra orgánica (tierra común)
  • Dos contenedores a los cuales llamaremos composteros.
  • Serrín que impide la liberación de malos olores y absorbe el exceso de humedad.
  • Cernidor para separar el producto ya biodegradado (que será la compost), de la materia orgánica todavía en proceso.
  • Varilla para revolver la materia orgánica.

Primer paso: Se coloca en el fondo del compostero una capa de serrín. Este impide la liberación de malos olores, la procreación de insectos y absorbe el exceso de humedad.

Segundo paso: (A) Se coloca una segunda capa con los desechos alimenticios, (B) si éstos están muy secos agregar un poco de agua para mantener la humedad. Las siguientes capas se intercalan siempre con una de serrín. Antes de depositar la siguiente capa de desechos alimenticios, es recomendable revolver y humedecer las anteriores y (C) siempre se rematará con una capa de serrín seco.

Tercer paso: Aunque no haya desechos alimenticios que agregar, debe airearse cada tercer día, para permitir la liberación de gases, producto de la descomposición y para proporcionar oxigeno al sistema. Se airea, vaciando el contenido al otro contenedor, revolviendo con la varilla y se rocía con poco agua, sólo para mantener la humedad. Si se presenta mal olor, agregar más serrín.

Cuando esté casi lleno, se termina con una última capa de serrín y se empieza a llenar otro compostero. Cada tres días, se destapa para revolver el contenido.

Cuarto paso: Los desechos alimenticios se convertirán en compost entre los 60 y 90 días, dependiendo de la naturaleza de los desperdicios. Esto serán, cuando el producto se observe homogéneo (café oscuro y desmenuzado). Se recomienda cernir a los dos meses esta compost. El producto del cernido, se puede utilizar, y lo que queda en el cernidor se puede incorporar como materia orgánica a otro compostero. El producto resultante (la compost), se utiliza como abono, ya que contiene todos los nutrientes que se necesita para ayudar a crecer a las plantas. Se puede usar en macetas o jardines, mezclándola con la tierra.

Reciclaje de papel

reciclar-papel

Reciclaje de Papel¿Por qué reciclar papel? Debido a que los productos de papel y cartón representan la mayor parte de nuestro flujo de residuos sólidos (es decir, basura). En 2010, los productos de papel y cartón representaron cerca de 71 millones de toneladas (o el 29%) de todos los materiales en el centro de basuras municipal. En ese mismo año, se han reciclado casi el 63 % (o casi 45 millones de toneladas) de todo el papel que los estadounidenses han utilizado.

A través de los siglos, el papel se ha hecho de una gran variedad de materiales como el algodón, la paja de trigo, residuos de caña de azúcar, lino, bambú, madera, trapos de lino y cáñamo. Independientemente de la fuente utilizada, se necesita fibra para hacer papel. Hoy en día la fibra proviene principalmente de dos fuentes: la madera y los productos de papel reciclado.

Fábricas de procesamiento del Papel Reciclado

Las Fábricas de procesamiento de papel reciclado utilizan el papel como materia prima. El papel recuperado se combina con agua en un contenedor grande llamado triturador que actúa como mezclador de fibras separando las hojas de papel unas de otras. La masa resultante pasa entonces a través de pantallas y otros procesos de separación para eliminar otros residuos, tales como tinta, arcillas, tierra, plástico y metales. La cantidad de contaminantes aceptables depende del tipo de papel que se vaya a producir. Equipos de separación mecánica incluyen pantallas finas y gruesas, limpiadores centrífugos, y la dispersión o unidades de amasado que rompen las partículas de tinta. Los procesos de destintado utilizan sistemas especiales ayudados por jabones u otros agentes activos para lavar o frotar la tinta y otras partículas fuera de la fibra.

La fibra recuperada se puede utilizar para producir nuevos productos de papel hechos totalmente de fibra recuperada (es decir, 100% reciclada) o de una mezcla de fibra virgen y reciclada. La fibra no puede, sin embargo, ser reciclada una y otra vez. Se acepta generalmente que una fibra sea utilizada de cinco a siete veces antes de que sea demasiado corta (como resultado de reestructuración y otras manipulaciones) para ser utilizable en productos de papel nuevos.

El papel reciclado de fibras largas de celulosa (tales como papel de oficina) tiene mayor flexibilidad para el reciclado, ya que puede ser utilizado para producir nuevos productos de papel que utilizan cualquiera de las fibras largas o cortas. El papel recuperado con fibras de celulosa cortas (como periódicos) sólo pueden ser reciclados en otros productos que utilizan las fibras cortas de celulosa. Por esta razón, el papel recuperado con fibras largas es generalmente de mayor valor que el papel recubierto con fibra corta.

Sigue leyendo